Conoce mejor el champagne y los vinos espumosos gracias a estas 10 curiosidades que probablemente desconocías.

curiosidades del champagne

Queda menos de un mes para las Navidades y eso se va notando en el ambiente. Familias, empresas y amigos van preparándose para las cenas y comidas empresariales y familiares. Y uno de los elementos indispensable en todas ellas es el champán.

El año pasado en Navidades se consumió en España alrededor de 45 millones de unidades (68,7% de todo el año). Y este año se calcula que esa cifra aumente.

Sparkling, spumanti, prosecco, lambrusco, sekt, crémant y Krim son todos vinos espumosos que podemos encontrar en todo el mundo pero el champagne es el único con un sabor inconfundible.

El champán es símbolo de fiesta, celebración y regodeo. Pero parece ser que en muchas ocasiones existe un desconocimiento sobre la materia. Por lo general parece ser que la gente entiende más de vinos en nuestro país que de champán. Hoy nos proponemos cambiar esta situación y ofreceros un poco de cultura con 10 cosas que posiblemente no sabías sobre los espumosos para que tengas más idea de lo que bebes durante tus celebraciones. ¡Vamos allá!

1. La primera botella de vino espumoso la hizo un monje

curiosidades del champagne

Fue gracias al monje Dom Perignon (1636-1715) quien durante 47 años fue el responsable de la bodega de la Abadía de Hautvillers y que casualmente descubrió la manera de hacer un vino… con burbujas.

Pero nuestro amigo el monje tuvo dos grandes problemas una vez descubierta la “fórmula de la felicidad”; en primer lugar las botellas le explotaban. El vidrio que utilizaba no era lo suficientemente resistente. Después de varias pruebas consiguió resolver el problema usando un vidrio inglés mucho más resistente.

Aún le quedaba un problema peor a resolver; ¿Cómo lo taparía para poder aguantar toda esa presión?  El monje entonces dio con la solución al observar el corcho que tapaban las cantimploras de unos peregrinos procedentes de San Feliu de Guíxols, Cataluña. Esta fue la contribución catalana para poder dominar el vino espumoso.

2. Las burbujas en una botella pueden durar hasta 3 días

Si cuentas con un tapón para tapar la botella y queda más de la mitad de la botella, las burbujas pueden incluso llegar a durar 2-3 días. Eso si, nosotros te recomendamos que siempre que puedas te la bebas toda una vez la abras, notarás la diferencia.

3. La cosecha en el champagne no es tan importante

La gran mayoría de los champanes son Non Vintage (NV), esto significa que el producto final se obtiene de la cosecha de varios años para mantener siempre el mismo nivel de calidad año tras año. Cierto es que hay algunos años señalados para ofrecer las particularidades en concreto de ese año, pero en general lo normal suele ser producir vinos espumosos equilibrados con la mezcla de varias cosechas.

4. Describir el champagne no es complicado

Describir el sabor del champagne es mucho más sencillo de lo que te piensas. A parte de las emociones que pueda evocar a nivel personal, en el champagne tan solo se busca el carácter seco o dulce. Que no te engañen, hablar del cuerpo en cuanto a champagne se refiere no tiene sentido alguno excepto en los rosé y en general se buscan aromas ideales, frescos o limpios, nada más allá.

5. El champagne es una de las bebidas alcohólicas que menos engordan

curiosidades del champagne

Concretamente el champán brut y extra brut son de las bebidas alcohólicas que menos engordan. Para que te hagas una idea, una copa de 150 ml puede aportar tan solo 70 kcal. Ahora ya sabes por qué es la bebida preferida de muchas modelos.

6. Champagne solo hay uno

Alrededor del mundo encontramos bodegas y regiones vinícolas enteras que producen vinos espumosos a través de los mismos métodos. Pero solo se pueden llamar champagne a los vinos elaborados en la región francesa con su mismo nombre. Es una denominación de origen con unos procesos establecidos y unas uvas en concreto seleccionadas.

7. El Champagne combina con todo tipo de comidas

curiosidades del champagne

De nuevo insistimos, no te dejes engañar pensando que este vino espumoso tan solo combina con ciertas comidas. El Champagne es una bebida perfecta para combinar con todo tipo de alimentos. Otro de los errores es pensar que tan solo sirve como aperitivo o para brindar después de la comida, pero también es perfecto para acompañar a comidas y postres.

8. ¿Por qué tiene burbujas?

curiosidades del champagne

Una de las preguntas más frecuentes pero que muchos quizás no sepan responder. Es sencillo, se trata de un vino espumoso natural, cuya fermentación se realiza en la botella y dentro de una bodega con unas condiciones muy particulares. A esto se le conoce como método tradicional o champenoise. Así es como el dióxido de carbono se acumula en el proceso de fermentación y de ahí las burbujas.

9. El champagne rosado no se produce igual que el vino rosado

El Rosé de calidad como por ejemplo el Taittinger o Piper-Heidsieck son espumosos elaborados añadinedo vino tinto premium a la mezcla del mismo espumoso. Así se consigue añadir riqueza de sabores y aromas, así como una textura que permite armonías con comidas imposibles de alcanzar de otra manera.

10. La temperatura más adecuada para tomarlo

curiosidades del champagne

La temperatura del champagne debe oscilar entre los 6º y 8º grados. Pero siempre es mejor tomarlo más frío, a 3º o 4º grados, porque en la copa se calienta rápido, y si supera los 10º, ya no se aprecian sus virtudes y sabores.