Aprende a evitar fallos en los comienzos de tu negocio online.

errores ecommerce

Arrancar un negocio online empieza por cubrir una necesidad y construir credibilidad sobre los usuarios. Pero los factores que convierten a una ecommerce en un negocio de gran éxito no terminan aquí y van mucho más allá.

Construir un negocio online a simple vista puede parecer sencillo. Pero la gran mayoría de aquellos que deciden emprender y crear su propio negocio online fracasan debido a errores que resultan muy obvios si los miramos desde la distancia y en perspectiva. Como por ejemplo sobre estimar los beneficios del negocio, sobre todo al principio o tratar de ser demasiadas cosas al mismo tiempo para los clientes en vez de centrarse o especializarse tan solo en un sector o temática.

Pero existen muchos más errores que algunos emprendedores suelen cometer cuando están empezando a construir sus comercios electrónicos.

Con el fin de mejorar tus oportunidades de éxito en los negocios online, toma nota y evita estos 10 errores comunes cuando arrancas un negocio online.

No disponer de un plan de ataque 

errores ecommerce

Disponer de un plan de negocios con pelos y señales no es del todo necesario, pero aún así necesitas de un plan. A mucha gente esta parte inicial le puede suponer un aburrimiento incluso pasando de hacerla pero una buena planificación te ayudará en tu camino hacia el éxito. Así lo afirma Tim Berry de Palo Alto Software, empresa que produce software para planificación de negocios.

Los grandes planes de negocios con infinidad de páginas y texto se están quedando prácticamente obsoletos. Lo que ahora más se necesita es saber quien son exactamente tus clientes, aquello que estás vendiendo y lo que los usuarios estarían dispuestos a pagar por tus productos o servicios.

Importante conocer de primera mano el dinero del que dispones inicialmente y aproximadamente cuanto puede durar.

Centrarse demasiado en “lo menos relevante”

Desviando tu atención en tareas secundarias como las tarjetas corporativas, el diseño de tu logotipo, estás perdiendo valioso tiempo. Tienes que delegar este tipo de tareas y centrarte en otros asuntos más importantes que puedan impulsar tu negocio al siguiente nivel.

No preocuparse por el dinero

Hay que ser siempre muy optimista. Y no siempre preocuparse del dinero. Es muy probable que te quedes sin dinero antes incluso de tener tus primeras ganancias. Estima tu capital incial, los gastos que vas a ir teniendo inicialmente y asegúrate sobre todo de tener un plan que te garantice tener al menos un poco del retorno de la inversión antes de que te quedes sin nada.

Sucede en muchas ocasiones que propietarios de comercios electrónicos recaudan fondos cuando ya es demasiado tarde. Sin embargo lo que realmente se debería hacer es crear un plan financiero detallando punto por punto el capital necesario para alcanzar los objetivos de la empresa.

Infravalorar lo que estás vendiendo 

Vendas lo que vendas, sea un servicio o un producto, asegúrate de establecer un precio justo y obtener de él un beneficio que merezca la pena. Quizás al principio tengas que bajar mucho los precios pero a medida que el negocio vaya evolucionando y creciendo ves ajustando tus precios. 

“Pasar” de la atención al cliente 

errores ecommerce

Con tantas transacciones y asuntos importantes sucediendo al mismo tiempo en tu negocio online, es habitual que se tienda a olvidar a los clientes que ya han comprado en tu tienda online. Y precisamente ellos son los más propensos a volver a tu web y acabar comprando de nuevo, por supuesto si han tenido una buena experiencia de compra.

Es importante que los clientes tengan una forma sencilla de interactuar con tu negocio; live chat, email, formularios de contacto, teléfono…

Importante también en este punto estar pendiente de la interactuación de los usuarios con las redes sociales, posibles comentarios, quejas, etc. 

Dar demasiado sin recibir nada a cambio 

Antes de que tu ecommerce haya ganado suficiente credibilidad y prestigio y esté establecida como una tienda de referencia, se puede ofrecer algún tipo de incentivo, promoción o algo gratis pero siempre a cambio de algo. Esta conversión puede dar sus frutos en el futuro y dicho usuario puede convertirse en cliente.

Por supuesto el regalar un producto es casi siempre inviable y por ello hay que pensar en ofrecer otros bienes a cambio del email del cliente; ebooks, recetas, acceso a un tutorial online o un webinar gratuito pueden funcionar muy bien.

No llegar demasiado lejos con las redes sociales

errores ecommerce

No siempre es bueno estar en absolutamente todos los canales sociales. Es mejor saber bien donde encontrar a tu audiencia y empezar por poco que intentar abarcar todas y “pulirte” el presupuesto destinado a social media marketing en menos que canta un gallo.

Como regla general, Facebook y Pinterest suelen ser más acertadas para venta de producto. Mientras que Linkedin será mejor para reclutamiento de personal, crear oportunidades de negocio, nuevos contactos, compartir contenido, etc.

Escatimar en gastos y primeras contrataciones

En muchas ocasiones los emprendedores se apresuran demasiado en las contrataciones para llenar todos los puestos de trabajo y ampliar el negocio.

Pero no todo el mundo es apto para cualquier puesto de trabajo. Es más importante que cuando realices tus primeras contrataciones busques a alguien que tenga habilidades de las que tu no dispongas y reúna todas aquellas características que tu respetas en un trabajador.

Es decir, mejor no apresurarse y contratar al primero que encontremos y contratar con cabeza y sin pensar demasiado en los gastos. Puede que la persona que estemos contratando nos de grandes beneficios en el futuro.

Infravalorar el esfuerzo que cuesta crear una ecommerce 

errores ecommerce

Olvídate de todo aquello que hayas leído antes sobre la importancia del balance entre trabajo y ocio. No debes preocuparte por el tiempo. Las grandes ideas no vienen cuando estás intentando manejar cada minuto de tu tiempo. No vienen tampoco cuando estás realizando multitareas. Vienen simplemente cuando estás centrado en una sola tarea. Deja todo lo demás de lado y aprende a centrarte siempre en una sola tarea. 

Pensar que toda estrategia va a funcionar de maravilla en tu negocio

Solo porque hayas leído o alguien te haya contado que una determinada estrategia le ha funcionado a un amigo o a otra persona no significa que vaya a funcionarte a ti también. Ni si quiera siendo tu mismo sector empresarial. Aprende a mirar las cosas con perspectiva, no todo lo que leas y veas va a ser útil. Sin riesgo no hay éxito pero siempre que trabajes sobre prueba y error mejor hazlo tomando los mínimos riesgos financieros y los mínimos recursos