El estancamiento de tu negocio online puede deberse a varios motivos que hoy definimos.

ecommercE-portada 

El éxito o fracaso de tu negocio online o ecommerce puede depender en gran medida de cómo te manejes a través de internet y el uso que le des. La facilidad y el rápido crecimiento que puede proporcionar una tienda online puede ser un atractivo para muchos emprendedores pero hay que decir que no es un medio para todo el mundo ni que absolutamente cualquier negocio vaya a funcionar.

Cabe destacar también que aunque tu negocio no sea 100% online y quizás disponga de unas pequeñas ventas online, dichas ventas afectarán en cierta medida el crecimiento general de tu empresa.

Nos encontramos en un momento de crecimiento online único en la historia y sin precedentes. Las cifras a lo largo de estos años han sido mejor que buenas, millones de personas conectadas y comprando y un sinfín de posibilidades de negocios.

Pero todo ello no quiere decir ni mucho menos con que lo vayas a tener fácil a la hora de lanzar tu negocio. Y el motivo principal es la feroz competencia a la que te vas a enfrentar. Por ello hay que ser realistas, saber enfrentarse a esta competencia y sacarle el lado positivo.

Por ejemplo toda esa competencia a la que nos enfrentamos a diario, hace que saquemos todo el ingenio, seamos más innovadores y nos las ingeniemos para resaltar para conseguir leads que posteriormente se convertirán en clientes.

La cantidad de información de la que disponemos actualmente puede ser un arma de doble filo. Por un lado nos puede ayudar a dar los primeros pasos en nuestro negocio online, por otro existe mucha desinformación, consejos mediocres e incluso peligrosos que no te llevarán a ningún lado.

Y justo hoy lo que pretendemos es definir algunas de los motivos por los cuales tu negocio online está estancado y no crece:

Te acomodas en tu “zona de confort”

tu-ecommerce-no-vende-01

En el pasado las cosas te han ido realmente bien. Has llevado a cabo estategias que han impulsado tu negocio, las ventas funcionan pero no crecen… Esto puede ser debido a que no pruebas nuevas estrategias y herramientas.

Piensa que la tecnología avanza hoy en día a pasos agigantados. Lo que solía funcionarte ayer de nada te sirve hoy. Existen estrategias como el email marketing que todavía y con tantos años de existencia siguien funcionando bien. Pero creenos si te decimos que si basas todo ello a “estrategias anticuadas”, no te renuevas de vez en cuando y te asientas en tu zona de confort, no vas a conseguir aumentar tu presencia online y por lo tanto tus ventas seguirán atascándose.

Copiar nunca fue una buena idea

The hands of a young businessman is placeing a document on a flatbed scanner in preperation for copying it

The hands of a young businessman is placeing a document on a flatbed scanner in preperation for copying it

Tener referentes es bueno y querer imitar a aquellos emprendedores o tiendas online de gran éxito está bien. Pero ojo, una cosa es que los tengas como referencia y a partir de ahí construyas algo propio. Y otra cosa es que copies exactamente lo mismo. ¿A quien querrán comprar los usuarios, al original o a la copia?

Recuerda siempre que aquello que le funciona a uno no tiene porque funcionarte a tu también. Además si lo que pretendes es que tu audiencia confíe en tu marca es fundamental que seas lo más auténtico posible.

No te centras en generar tráfico a tu web

tu-ecommerce-no-vende-03

Da igual que tengas el mejor diseño con las mejores fotos en tu página web. Si no tienes tráfico, no tienes negocio.

Si tu tráfico web no crece y se ha estancado es hora de que pruebes nuevas estrategias tales como entrevistas en podcasts, artículos de invitados (guest blog), o publicaciones para medios importantes.

Una vez aumentes tu tráfico web, ya podrás adaptar unas u otras estrategias de venta, pero mientas no tengas más tráfico no podrás hacer nada.

Demasiado peso en las redes sociales

tu-ecommerce-no-vende-04

A lo largo de los últimos 10 años las redes sociales han dado resultados inmejorables a todo aquel que las ha trabajado bien, pero esto ha cambiado desde hace poco y las cosas no son igual.

Muchas de las tácticas y estrategias que antes empleabas de nada sirven y en la mayoría de los casos ahora hay que pagar para alcanzar a mayores audiencias. Por eso poner todo tu empeño en las redes sociales tampoco está bien del todo.

Hay que trabajar en las redes sociales, pero también hay que buscar más canales de comunicación tales como el email marketing. No hay que descuidar ningún canal de comunicación ni poner demasiado empeño en un en concreto. En cierto modo tiene que existir un equilibrio.

Dime de que presumes y te diré de que careces 

Sucede y mucho. Intentas dártelas de experto en vez de crear conexiones con tu audiencia que realmente funcionen. Si no existe una conexión con tu marca o tu negocio es muy poco probable que acaben comprándote.

Sé cercano, no intentes dártelas de inalcanzable y haz todo lo que esté en tus manos para conectar con tu público. Céntrate en lo que de verdad importa; cómo ayudar a tus seguidores a resolver sus problemas. En ocasiones las respuestas son más sencillas de lo que parecen.

Conclusiones

Tómate tu tiempo y revisa tus anteriores estrategias. Revisa y averigua porque ya no funcionan más. Y asegúrate sobre todo de centrarte en aquello en lo que realmente va a ayudar a crecer a tu negocio online. Prueba nuevas estrategias, el éxito se basa en cierta medida en ensayo-error. ¿Qué otras estrategias llevarías a cabo para que tu ecommerce no se estancase?