La importancia del packaging en e-commerce de alimentación

 

Todo buen producto necesita de un buen packaging, ya que «todo entra por los ojos».

El packaging es cada día más importante. No lo decimos nosotros: según un estudio de The Paper Worker, el 33% de las decisiones de compra se toman por el diseño del packaging. Esto, unido además al aumento de la demanda de embalaje sin plástico y al auge imparable del e-commerce en el mundo, provoca que muchas veces sea el packaging el único instante en el que existe contacto físico real con el cliente.

En el sector de la alimentación el packaging es igual de importante. Cada vez más, el embalaje está siendo utilizado como elemento que diferencia una marca de las otras mediante el uso de mensajes, olores, tipografías, materiales utilizados, etc. Es también por el auge de este sector, que el packaging de alimentos está tomando cada día más importancia para impactar a los usuarios y transmitirle los valores de marca.

¿Qué características tiene un buen packaging? Para desarrollar un embalaje adecuado a las necesidades de tus clientes que y que además genere una buena experiencia debes seguir los siguientes pasos:

 

1. Piensa en la expectativa del cliente

«»No se puede no comunicar» es uno de los grandes axiomas de la comunicación. No podemos olvidar que el packaging comunica una serie de valores, sensaciones y estilo de vida. Pongamos un ejemplo: Compras una botella de vino de 600€ en un e-commerce. ¿Esperas que el embalaje venga sucio y con roturas? ¿Qué pensarías de esa marca? Sin embargo, si compras una botella de vino sencilla de 5,50€ en otra plataforma e-commerce, tu expectativa sobre el package sería mucho menor.

¿Por qué sucede esto? Porque existen unas expectativas diferentes según la marca que consumimos, la cual no solo vienen reflejadas en un precio, sino también en el estilo de vida que propone la marca. No comunica la misma experiencia una marca que vende vino selecto de más de 150€ a una que vende un vino más sencillo.

 

2. Comunica tu imagen de marca con el packaging

Muy relacionado con el punto anterior: ¿Cuál es tu marca? ¿cuál es el propósito de tu empresa? ¿cuáles son las palabras clave con las que quieres que te relacionen? Utilizando el ejemplo anterior la marca que vende vino por 600€ no tiene la misma misión que la que vende un vino de 5,50€, por lo tanto su packaging para bebidas debe ser diferente y debe además comunicar los valores de la marca.

Si vendes un vino sencillo pero ecológico, tendrá sentido que tu packaging sea de cartón biodegradable y reciclado, ¿no? imagínate una marca que habla de sostenibilidad y de medio ambiente y que trae un packaging de plástico…

 

3. Identifica las necesidades de tu packaging

En términos de logística, un packaging para alimentos no solo debe ser atractivo sino también ofrecer unos mínimos de seguridad y de protección. ¿Sabías que el 7% de las botellas de vino que se compran por e-commerce acaban rotas? Eso sucede porque la botella de vino impacta contra la caja y al tratarse de materiales sensibles, es fácil que se rompan.

Es por ello que cuando decidas diseñar o comprar un packaging, debes no solo vigilar con el diseño y el branding, sino también con las necesidades básicas. En el caso del vino, el packaging no solo debe ser contenedor, sino además protector. Si quieres saber hasta dónde puede llegar la protección de una botella de vino te recomendamos que veas este video. 

4. Sé original

«Diferenciarse o morir» también se aplica en el mundo del packaging de alimentación. Hoy en día es fundamental diferenciarse y aportar un valor añadido con el embalaje que ofrecemos. El entorno del e-commerce no es diferente y ofrecer una experiencia e impactante puede aumentar la repetición en la compra. Aquí te traemos 7 ideas originales de packaging para conseguir resultados top.

 

Para finalizar, el packaging para e-commerce de alimentos es uno de los grandes retos que tiene el marketing digital para el futuro. No solo por aspectos de estética o diferenciación, sino también por aspectos de logística, uno de los aspectos que suele olvidarse cuando las empresas se inician en la venta online o las pymes deciden distribuir por e-commerce.