¿Qué es lo que hace que un packaging se convierta en la elección de tus clientes?

el mejor packaging

Muchas veces el tema del packaging en un producto queda en un segundo plano, eclipsado por el producto en si, pero lo cierto es que el envase de un producto es lo primero en lo que se fija el consumidor.

El packaging en un producto es importante entre otras cosas porque conecta con el consumidor otorgándole una solución a sus problemas y necesidades. Es como hemos dicho antes el primer contacto que el consumidor tiene con nuestro producto y por eso no solo tiene que ser funcional sino además tener un buen diseño atractivo y creativo.

Existen millones de envases en el mundo, muchos ordinarios que pasan desapercibidos y unos pocos que llaman la atención y se convierten automáticamente en una venta segura. Pero, ¿Qué hace que el envase de un producto se convierta en una venta segura?

El uso de iconos representativos

el mejor packaging

Los iconos son imágenes que se identifican con mucha rapidez, otorgan información inmediata al consumidor y se asocian con emociones. En definitiva ayudan a conectar mejor con tus clientes. Mira por ejemplo nuestro packaging en el que incluimos nuestro logotipo, una botella de vino que de inmediato se asocia a una empresa relacionada con ses sector; La protección de botellas durante el transporte.

Diseños del envoltorio prácticos y elegantes

el mejor packaging

No debes caer en el error de pensar que por tratarse tan solo del continente, el packaging queda relegado a un segundo plano y tan solo cumple la función de proteger el producto. Piensa que es lo primero que van a ver los clientes y cuanto más cuidado esté el diseño de este más posibilidades de atracción tendrás.

Piensa que la estética lo es todo hoy en día y se convierte en un elemento necesario si queremos llamar la atención. Un tercio de la decisión de compra de una persona se tomará en base del envoltorio.

Por eso insistimos en que el diseño y la estética del packaging de un producto son determinantes a la hora de que el producto se venda.

Colores para el envase acordes a tu imagen corporativa

el mejor packaging

Las grandes marcas saben muy bien que la elección del color tanto para el branding corporativo como para el packaging no se hace al azar. El color funciona de forma poderosa y puede llegar a transmitir mucho más de lo que nos pensamos.

Empleando los mismos colores o muy similares en todos tus productos y envases hace que tus productos se asocien inmediatamente con tu marca. Nada más y nada menos que un 85% de los consumidores tiene muy en cuenta el color a la hora de realizar la compra final. Además los colores siempre se quedan en la mente de los consumidores. 80% de las personas recuerdan el color como elemento distintivo de la identidad corporativa de una marca.

Luego hay que destacar que los colores tienen un significado que va más allá de la estética. Los colores por ejemplo se pueden asociar a un olor, un sabor, una emoción. Nosotros por ejemplo no usamos el color rojo de nuestro branding por casualidad, lo usamos para que la marca se asocie al vino, a las botellas, botellas de las que nos encargamos de que no se rompan durante el transporte.

En resumen, los colores nos pueden ayudar a comunicar estados de ánimo. Los blancos por ejemplo se asocian normalmente a la limpieza, pureza e inocencia. Los negros al poder, el control y la elegancia. Los rojos a lo emocionante y el verde al crecimiento, la energía y lo eco-friendly.

Tipografías

packaging de producto 06

Puede sorprenderte pero las tipografías igual que los colores también transmiten emociones y dependiendo de cual utilices para tu marca y envases transmitirás una cosa u otra. Puedes usar por ejemplo una tipografía más agresiva o una más alegre. Todo depende del tipo de producto que estés vendiendo y del mensaje que quieras comunicarle al consumidor. Si tu producto por ejemplo está orientado hacia los niños no sería normal que empleases una tipografía seria y formal, le irá más algo infantil, quizás una tipografía que parezca escrita a mano, etc.

Además es muy importante que indiferentemente de la tipografía que finalmente decidas usar, tu mensaje sea legible. Tanto el nombre de tu marca como el slogan que lo acompañe. Ten muy en cuenta que a la mínima que el consumidor no entienda de qué trata el envase de tu producto enseguida se irá a por otro. Por eso nuestra insistencia de que el mensaje quede lo más claro posible.