Tener una bodega, moda entre las “celebrities”.

leo messi vino

El vino y la cultura vitivinícola está mas de moda que nunca. Ya sea por vocación, por interés económico, por imagen o simplemente por estar a la moda lo cierto es que cada vez son más famosos que se apuntan a la moda de elaborar vino.

A los famosos también les encanta el vino. Tanto en nuestro país como fuera de él son muchos los que o bien son dueños o bien son socios o colaboradores de alguna bodega.

La lista es bien larga, Andrés Iniesta, Bertín Osborne o el director de cine Francis Ford Coppola son algunos de los más famosos que llevan tiempo en el negocio del vino. Pero hay muchos otros que nos han llamado realmente la atención y que no nos esperábamos que tuviesen este tipo de aficiones.

A primera vista esto de que una bodega tenga como imagen a un famoso puede sonar a bombazo marketero pero la realidad puede ser muy distinta en algunos casos llevando

Algunos famosos, cantantes, actores y futbolistas han tenido gran suerte con esta “fiebre del vino” y no solo sus bodegas funcionan de maravilla, sino que además sus vinos gozan de gran privilegio entre los expertos, pero muchos otros se han visto obligados a clausurar sus proyectos vinícolas. Incluso en algunos casos, las bodegas están en concurso de acreedores.

Hoy nos gustaría revelaros los éxitos y fracasos dentro del negocio de los vinos entre algunas de las celebrities de nuestro país y del extranjero.

Francis Ford Coppola

coppola wine

Su bodega Niebaum-Coppola Estate Winery en California goza de gran prestigio entre los mayores expertos de vino en Estados Unidos. Desde los últimos años, Coppola se dedica más al negocio del vino que al cine y eso se nota en la calidad de sus vinos. Algunos de ellos pueden llegar a alcanzar los 200€.

Brad Pitt & Angelina Jolie

chateu de miraval

Su castillo-bodega se llama Chateau de Miraval y se encuentra en pleno corazón de la Porvenza Francesa. Vinos de cultivo ecológico para todas sus acciones y causas solidarias que realizan a través de subastas benéficas.

Julio Iglesias

julio iglesias vino

Primero futbolista en el Madrid, luego cantante y ahora viticultor. Este hombre puede con todo. Es uno de los principales accionistas de una bodega de Ribera del Duero, Bodega Montecastro.

Leo Messi

A Lionel Messi le irá de maravilla en el terreno de juego, pero no podemos decir lo mismo de sus vinos. La bodega argentina en la que participa, Casa Bianchi, que comercializa el vino de Messi con fines benéficos no tuvieron en cuenta que ya existía una bodega portuguesa con nombre parecido la cual les ha llevado hasta los tribunales. Messi de momento se queda sin vinos, al menos en Europa.

Emilio Aragón

Desde el año 2002 es accionista de la bodega Martué en la Guardia, Toledo, pero parece ser que las cosas empiezan a ir mal por desencuentro con los socios y accionistas que han acabado en los juzgados.

Dave Mustaine

Para aquellos que no conozcan a Mustaine es ex miembro de Metallica (lo tiraron del grupo por problemas con el alcohol) y ahora es guitarrista en el grupo de metal Megadeath. Por todo ello nos ha soprendido de verdad que ahora se dedique a sacar un cabernet sauvignon con la línea Mustaine Vineyards, también en California.

Gerard Depardieu

depardieu wine

Siendo francés era de esperar que a parte de ser actor también se dedicase al mundo del vino. Depardieu es uno de los famosos viticultores que más tiempo llevan en el neogico. Desde 1989, año en el que adquirió El Chateau de Tigné en Anjou. 350.000 botellas anuales y 11 marcas distintas. Nos queda bien claro que Depardieu ama el vino, más incluso después de una entrevista en el Daily Mirror en la que afirmaba que bebía 14 botellas de vino al día.

Andrés Iniesta

inesta vino

Otro jugador de fútbol que tiene tiempo para todo, incluso dedicarse al mundo del vino. Iniesta es inversor y apoya firmemente la bodega de su familia, Bodega Iniesta  y sus vinos: Corazón Loco y Finca El Carril y Minuto 116 (si, el minuto en que Iniesta marcó el gol que nos dio el mundial) desde 2010, en el pueblo de Fuentealbilla, Albacete.

Lo cierto es que el vino y la viticultura es un negocio que puede aportar grandes beneficios, pero es un sector y una cultura que necesita ser conocida a fondo, mucha paciencia y dedicación. Y definitivamente no es un sector en el que cualquiera puede triunfar, ni siquiera los más famosos.