Cómo transportar vino sin miedo a que se rompan las botellas

///Cómo transportar vino sin miedo a que se rompan las botellas

Consejos sobre como transportar tus vinos sin sobresaltos.

 como-transportar-vino

Cada vez es más habitual que cuando regresamos de algún viaje, queramos traernos de vuelta esa botella de vino tan especial que no encontraríamos en ningún otro lugar.

 

El transporte del vino siempre ha traído a todo el mundo de cabeza. Tanto profesionales como aficionados se preocupan mucho de si sus preciadas botellas se romperán durante el transporte, especialmente si se trata de viajar en avión, llegando incluso a descartar comprar el vino por ese motivo.

 

Y es que cada vez es más habitual llevarnos botellas de vino de vuelta a casa en un viaje, llevar un vino a una cena o realizar una mudanza con toda nuestra bodega personal.

 

Para garantizar que las botellas de vino no se rompan durante el transporte, se deben cumplir una serie de premisas. El vino debe sufrir el menor movimiento posible, no someterse a golpes, estar a una temperatura estable y adecuada y sin luz.

 

Conseguir todo esto tenemos que admitir que puede resultar difícil, sobre todo si el transporte no lo vas a realizar tu mismo, pero existen formas.

 

Hoy vamos a ver varios conejos a nivel de usuario o de tienda pequeña para garantizarte que el transporte de tus vinos sea lo más seguro posible. Y antes que nada, empecemos desde el principio y veamos los motivos que hacen que una botella se rompa.

 

¿Qué hace que una botella de vino se rompa?

 

Las botellas están hechas de cristal y por lo tanto son muy frágiles. Esto es una obviedad pero es un factor que siempre tenemos que tener en cuenta a la hora de elegir el embalaje que protegerá nuestras botellas de vino.

 

Un golpe seco contra una superficie dura (el suelo, el canto de una mesa, un borde), es por lo general lo que suele producir la rotura. El cuello de la botella es uno de los puntos más débiles de esta. Pero el punto más débil se encuentra en la base, la parte de abajo, justo por encima del círculo de la base.

 

Por lo tanto, es en estas zonas donde mejor deberemos proteger las botellas para evitar estos golpes secos con superficies o el propio suelo.

 

Indiferentemente del material que uses, nuestro primer consejo es que no lleves más de 3 botellas encima. Hoy en día existen todo tipo de opciones para proteger las botellas llevar más de 3 botellas encima, puede resultar muy incómodo y poco práctico. Una vez sabido esto, pasemos a ver ahora las distintas opciones de embalaje:

 

Embalaje casero

como-transportar-vino

Si estás de viaje y encuentras un vino que quieres llevarte de vuelta a casa, la opción más “económica” es envolver el vino con la ropa que lleves en tu maleta. Puedes envolver la botella en varios calcetines hasta crear un buen acolchado o incluso entre dos zapatillas. Si llevas varias botellas, ponlas en la parte central de la maleta y sepáralas entre sí con más ropa. Refuerza los puntos débiles de la maleta, los laterales con más ropa. No es la opción más recomendada pero si por el motivo que sea no tienes acceso a un buen embalaje puede hacerte el papel. Es si, tampoco hay garantías totales de que no se rompan.

 

Embalaje semi-casero

como-transportar-vino

Comprando papel de burbujas y envolviendo los vinos lo mejor que puedas. Reforzando sobre todo la parte inferior y el cuello de la botella. Coloca las botellas boca abajo, para que de este modo la base de la botella (la parte más frágil) quede arriba y golpee lo menos posible contra el suelo.

 

Embalaje de plástico

como-transportar-vino

La mayoría de tiendas de vino o vinotecas tienen bolsas de plástico para las botellas. No recomendamos para nada este embalaje, pues las botellas de vino no van nada protegidas. Existe otra opción dentro de las bolsas de plástico que vienen con un acolchado de papel de burbuja. En ese caso puede ayudar a reforzar un poco las botellas, pero tampoco es el mejor envase que puedes encontrar en el mercado.

 

Embalaje profesional

como transportar vino 08 - Cómo transportar vino sin miedo a que se rompan las botellas

Sin duda es la mejor opción pero también la mas cara. Si para ti el precio no es un impedimento a partir de unos 90€ puedes encontrar maletines con ruedas con un exterior totalmente reforzado y un interior acolchado que además viene con ruedas. En su interior podrás llevar entre 6 y 12 botellas. Es cómodo y seguro, pero de nuevo, el precio puede ser un inconveniente.

 

Embalaje TotalSafePack

como-transportar-vino

Por último ofreceros una última opción. Si no quieres gastarte tanto dinero en un embalaje profesional pero tampoco quieres renunciar a un transporte seguro, nuestros embalajes pueden ser tu mejor alternativa. Puedes envasar una o varias botellas, el interior consigue que la botella quede en suspensión y esté totalmente protegida de los bordes de la caja. El cuello y sobre todo el culo de la botella van protegidas por una cámara de cartón. Y sobre todo su reducido coste frente a otras opciones de embalaje. Además es un embalaje práctico si en vez de llevar vino lo que quieres es enviarlo a alguien.

 

¿Debo contratar un seguro?

 

Si el transporte no lo vas a realizar tu y lo va a hacer una empresa de mensajería, además de asegurarte que el embalaje sea el mas adecuado, debes saber que las empresas de transporte tienen un seguro para roturas que no supera los 8€ en la gran mayoría de los países en Europa.

Si los vinos que vas a transportar tienen un valor superior a los 8€, y así lo suponemos conviene que contrates un seguro adicional, bien con la propia empresa de mensajería o con otra empresa exterior. Asegúrate de que dicho seguro cubra aspectos fundamentales como seguro contra roturas accidentales, seguro contra robo, incendio o inundación o seguro contra daños causados por el transporte.

 

¿Hay que dejar reposar el vino?

 

Si que hay que dejar reposar las botellas de vino un par de días al llegar a nuestro destino antes de su consumo. Si el vino que transportas es añejo o muy delicado, puede ser incluso más conveniente que lo dejes reposar hasta dos semanas desde tu llegada. El vino es un organismo vivo y este también sufre de “jet-lag”. Si el viaje a sido especialmente largo y en avión te recomendamos que indiferentemente de si es un vino delicado o no, lo dejes reposar al menos una semana.

Por |2018-01-30T09:03:02+00:00enero 30th, 2018|Sin categorizar|Sin comentarios

Sobre el autor:

Deje su comentario