El vino que dejó de ser vino por una cuestión de color.

vino azul

Mucho se ha hablado en los últimos tiempos del vino azul y ya iba siendo hora de que en TotalWinePack hablásemos de él. Hasta hace poco el vino era o bien tinto, blanco o rosado. Pero desde hace pocos años existe esta nueva vertiente, el “vino azul”.

Este vino es de un azul índigo que se consigue a partir de un vino blanco combinado con dos tipos de pigmentación; la antociana, que es azul y sale del pellejo de la uva y el segundo que es indigociana. Que se consigue mezclando el zumo de uvas negras y blancas con estos dos pigmentos sintetizados con la ayuda de varios químicos de la universidad pública del país vasco.

Sus creadores poco o nada tienen que ver con el mundo del vino y ninguno de ellos tiene más de 30 años. Lo que no quita que les haya ido más que bien. El año pasado vendieron más de 70.000 botellas de vino por todo el mundo; desde las montañas nevadas de Suiza hasta la muralla China. En España está presente en más de 300 bares.

vino azul 02

Mucho se ha debatido sobre si es “correcto” o no que exista un vino azul. Nosotros desde TotalWinePack aplaudimos este tipo de iniciativas. Cualquier cosa que venga a innovar un sector tan tradicionalista y todavía más si viene de gente joven bienvenida sea. Además que los jóvenes creadores no buscan que su vino tenga una denominación de origen. Lo que buscan más bien es que sea como un refresco o una cerveza afrutada.

Está claro, al menos así lo vemos nosotros que detrás hay más marketing que otra cosa. De hecho la gran mayoría de su equipo son licenciados en marketing y audiovisuales, pero en la libertad está la evolución. Puede ser una opción muy acertada por ejemplo para usar en reuniones de amigos, gente joven, para romper el hielo. Además los que lo han probado aquí en la redacción de TotalWinePack, y aquí si que hay unos cuantos que entienden de vinos, dicen que está bastante rico.

Pero como la normativa que regula el mundo del vino tiene en cuenta los factores cromáticos, toda aquella bebida que antes se llamaba “vino azul” ya no va a poder hacerlo, al menos en términos comerciales y por el momento.

Algunos de sus productores piensan que el “soplo” a las autoridades que lo regulan ha venido del sector del vino, a pesar de haber sido un anónimo.

Esto ha tenido graves consecuencias y tras un año más de 90.000 botellas vendidas por la marca Gik, los inspectores del vino les han obligado a parar su producción y reducir su plantilla, teniendo que despedir a varias personas.

Pero Gik y sus creadores no se van a quedar de brazos cruzados y desde el pasado mes de Enero han decidido tomar acciones legales, intentando que las administraciones modifiquen estas “normas” en cuanto al color del vino. Bajo el lema y hashtag #FreedomOfColor han publicado una petición en Change.org dirigida a la ministra de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente pidiendo que se cree una nueva categoría propia.

vino azul

Y lo cierto es que nosotros estamos del lado de Gik, a pesar de que el sector del vino es muy tradicionalista, puede haber hueco para todos. Nadie tiene que tomarse esta nueva “variante” como ofensa o burla al sector del vino.

Gik ya cuenta con una presencia en más de 20 paises Europeos suscitando interés en otros países como Estados Unidos, Brasil o Corea del Sur.

¿Qué opináis vosotros de todo el tema del “vino azul”? Tendrían que haberlo prohibido? Habría que dar más libertad a iniciativas como esta? ¿Donde están los límites en el sector del vino?