Todo lo que quisiste saber sobre la vendimia y nadie quiso contarte

///Todo lo que quisiste saber sobre la vendimia y nadie quiso contarte

Aspectos y recomendaciones a tener en cuenta sobre la vendimia.

la vendimia

Como viene sucediendo ya desde tiempos inmemorables, a finales de Agosto y principios de Septiembre comienza la época de vendimia. Bien sabréis todos que la vendimia es la recogida y cosecha de la uva. De todo el proceso de la elaboración del vino, la vendimia podría considerarse el más importante de todos.

En TotalSafePack como buenos amantes de todo aquello que tenga que ver con el sector del vino hemos querido varios aspectos y recomendaciones sobre la vendimia

¿Cuando se hace la vendimia?

Como viene sucediendo ya desde tiempos inmemorables, a finales de Agosto y principios de Septiembre comienza la época de vendimia. Bien sabréis todos que la vendimia es la recogida y cosecha de la uva. De todo el proceso de la elaboración del vino, la vendimia podría considerarse el más importante de todos. En TotalSafePack como buenos amantes de todo aquello que tenga que ver con el sector del vino hemos querido varios aspectos y recomendaciones sobre la vendimia ¿Cuando se hace la vendimia? Los meses idóneos para la vendimia varían según la zona geográfica donde uno se encuentre y las condiciones climatológicas de esta misma. Así pues en aquellos países del hemisferio sur, la vendimia se suele realizar entre febrero y abril. Mientras que en el hemisferio norte, entre agosto y noviembre. En España, por ejemplo, que se encuentra el hemisferio norte, septiembre y octubre son los meses por excelencia donde se hace la vendimia. Hay cuatro factores de los que dependerá la vendimia que pasamos a ver a continuación: Zona geográfica y las condiciones climatológicas: Son muchos los factores que influyen pero podríamos afirmar que en las zonas más frías la uva tarda más en madurar mientras que en las zonas calientes es al contrario. Influyen otros factores como la existencia o ausencia de precipitaciones, latitud y altitud, proximidad al mar o a la montaña, el viento o incluso la orientación de la propia viña. El tipo de vino que queramos elaborar: Según el vino que se quiera elaborar, este tendrá o no una serie de componentes químicos como ácidos, azúcares o componentes aromáticos concretos. Estos siempre estarán presentes en mayor o menor medida, por eso es importante tener claro el tipo de vino a elaborar. El grado de maduración de la uva: Hablaríamos de la cantidad de ácido y azúcar presente en la uva. Así pues según el tipo de vino que vayamos a elaborar el periodo de recolección se prolongará más o menos. El tiempo de maduración medio de la uva dura aproximadamente 45 días. Y en el momento de recoger la uva tiene que estar en las mejores condiciones sanitarias posibles. El tipo de uva: Según la variedad de uva, tendrá un periodo de maduración u otro. Generalmente las uvas blancas maduran antes que las tintas. Tipos de vendimia Vendimia Manual: Es una vendimia más cara debido a que la recolección es más delicada y se realiza de forma más selectiva. Sería la que se usa para elaborar un vino de gran calidad. Los racimos de uva se cortan con un corquete o garrillo y se ponen en cestos que luego se pondrán en un remolque para llevar a la bodega. Vendimia Mecánica: Al ser mecánica no precisa de tanta mano de obra y por lo tanto es mucho más económica y además al hacer la recolección una máquina es más rápida. Existe también la vendimia escalar, que recoge los racimos de uva de una gran área de viñas en momentos sucesivos en función de la maduración de los racimos de uva. Y además también encontramos la late harvest, vendimia tardía que espera más tiempo a que la uva madure para que esta tenga mucho más azúcar, para elaborar vinos dulces. Cómo se hace la vendimia Pasos previos a la vendimia: Observar todo detalle durante el crecimiento y realizar controles periódicos de las viñas, tomando muestras para ver el grado de maduración, el estado de la uva y en función de ello decidir cuando se realizará la vendimia. Recogida de los racimos de uva: Manual o mecánica. Control y pesaje: En la propia viña hay unos puntos de control donde se pesan los cestos de racimos de uva, luego se mete en los camiones para llevar a la bodega y pesar también allí. Controles en bodega: Aquí es donde se realiza el control de calidad, en una cinta transportadora o en una mesa. Es donde se eliminarán aquellos racimos que no pasen los mínimos de calidad exigidos. También en este punto del proceso pasarán un control de graduación que determinará si la uva es buena o no para la elaboración de vino. Despalillado: El proceso por el cual se separan las uvas de sus racimos y de sus hojas. Estrujado: El proceso por el cual se aplastan las uvas para separar la pulpa del mosto. Antiguamente lo habréis visto todos, la pisa, cuando los hombres pisaban la uva en un gran barreño. Hoy en día este proceso es mecánico en la mayoría de bodegas. Otros aspectos a tener en cuenta - Cuanto más rápido se transporten las uvas del viñedo a la bodega, mejor será la calidad del proceso de elaboración. - Que los cestos o contenedores donde se recojan los racimos de uva no sean muy profundos para que esta no termine demasiado aplastada. - Hay que desechar los racimos que estén en mal estado o se hayan estropeado. La maduración tiene que ser exactamente la misma y la variedad también. - Con el fin de evitar fermentaciones espontáneas de la uva, evitar las horas más cálidas del día.

Los meses idóneos para la vendimia varían según la zona geográfica donde uno se encuentre y las condiciones climatológicas de esta misma. Así pues en aquellos países del hemisferio sur, la vendimia se suele realizar entre febrero y abril. Mientras que en el hemisferio norte, entre agosto y noviembre. En España, por ejemplo, que se encuentra el hemisferio norte, septiembre y octubre son los meses por excelencia donde se hace la vendimia. Hay cuatro factores de los que dependerá la vendimia que pasamos a ver a continuación:

Zona geográfica y las condiciones climatológicas: Son muchos los factores que influyen pero podríamos afirmar que en las zonas más frías la uva tarda más en madurar mientras que en las zonas calientes es al contrario. Influyen otros factores como la existencia o ausencia de precipitaciones, latitud y altitud, proximidad al mar o a la montaña, el viento o incluso la orientación de la propia viña.

El tipo de vino que queramos elaborar: Según el vino que se quiera elaborar, este tendrá o no una serie de componentes químicos como ácidos, azúcares o componentes aromáticos concretos. Estos siempre estarán presentes en mayor o menor medida, por eso es importante tener claro el tipo de vino a elaborar.

El grado de maduración de la uva: Hablaríamos de la cantidad de ácido y azúcar presente en la uva. Así pues según el tipo de vino que vayamos a elaborar el periodo de recolección se prolongará más o menos. El tiempo de maduración medio de la uva dura aproximadamente 45 días. Y en el momento de recoger la uva tiene que estar en las mejores condiciones sanitarias posibles.

El tipo de uva: Según la variedad de uva, tendrá un periodo de maduración u otro. Generalmente las uvas blancas maduran antes que las tintas.

Tipos de vendimiado

la vendimia

Vendimia Manual: Es una vendimia más cara debido a que la recolección es más delicada y se realiza de forma más selectiva. Sería la que se usa para elaborar un vino de gran calidad. Los racimos de uva se cortan con un corquete o garrillo y se ponen en cestos que luego se pondrán en un remolque para llevar a la bodega.

Vendimia Mecánica: Al ser mecánica no precisa de tanta mano de obra y por lo tanto es mucho más económica y además al hacer la recolección una máquina es más rápida.

Existe también la vendimia escalar, que recoge los racimos de uva de una gran área de viñas en momentos sucesivos en función de la maduración de los racimos de uva. Y además también encontramos la late harvest, vendimia tardía que espera más tiempo a que la uva madure para que esta tenga mucho más azúcar, para elaborar vinos dulces.

¿Cómo se hace la vendimia?

Pasos previos a la vendimia: Observar todo detalle durante el crecimiento y realizar controles periódicos de las viñas, tomando muestras para ver el grado de maduración, el estado de la uva y en función de ello decidir cuando se realizará la vendimia.

Recogida de los racimos de uva: Manual o mecánica.

la vendimia

Control y pesaje: En la propia viña hay unos puntos de control donde se pesan los cestos de racimos de uva, luego se mete en los camiones para llevar a la bodega y pesar también allí.

Controles en bodega: Aquí es donde se realiza el control de calidad, en una cinta transportadora o en una mesa. Es donde se eliminarán aquellos racimos que no pasen los mínimos de calidad exigidos. También en este punto del proceso pasarán un control de graduación que determinará si la uva es buena o no para la elaboración de vino.

Despalillado: El proceso por el cual se separan las uvas de sus racimos y de sus hojas.

Estrujado: El proceso por el cual se aplastan las uvas para separar la pulpa del mosto. Antiguamente lo habréis visto todos, la pisa, cuando los hombres pisaban la uva en un gran barreño. Hoy en día este proceso es mecánico en la mayoría de bodegas.

la vendimia

Otros factores

  • Cuanto más rápido se transporten las uvas del viñedo a la bodega, mejor será la calidad del proceso de elaboración.
  • Que los cestos o contenedores donde se recojan los racimos de uva no sean muy profundos para que esta no termine demasiado aplastada.
  • Hay que desechar los racimos que estén en mal estado o se hayan estropeado. La maduración tiene que ser exactamente la misma y la variedad también.
  • Con el fin de evitar fermentaciones espontáneas de la uva, evitar las horas más cálidas del día.
Por | 2017-09-04T09:05:15+00:00 septiembre 4th, 2017|Sin categorizar|Sin comentarios

Sobre el autor:

Deje su comentario